Zoom In, Zoom Out

Zoom In, Zoom Out

blog05-grande

Estaba por finalizar un periodo importante y debía tomar varias decisiones cruciales. Cargado con la preocupación, me disponía a realizar un viaje que implicaba hacer varias escalas. Mientras el primer avión tomaba velocidad para despegar, mis problemas parecían enormes. Sin embargo, cuando despegamos y empecé a ver los edificios cada vez más pequeños hasta que finalmente desaparecieron entre las nubes, mis problemas también me parecieron minúsculos, al igual que la ciudad.

¡Me veía tan pequeño en comparación con el inmenso paisaje exterior!

Entonces, medité que lo mismo me ha pasado cuando subo a algún edificio y observo la ciudad a la distancia o cuando he escalado alguna montaña o volcán. Fue así como encontré la primera disciplina de un líder efectivo: hacer Zoom Out, o lo que llamo “ir a la montaña”. Cuando tomamos distancia y visualizamos una amplia perspectiva de las situaciones, vemos el panorama muy diferente y podemos tomar en cuenta más aspectos que cuando solo nos encerramos en la situación. A veces, hacer Zoom Out implica distanciarme físicamente, como mi ejemplo del viaje o el de subir un edificio. En otros momentos, significa proyectar en el tiempo y pensar ¿cómo me sentiré en diez años respecto a esta situación?

Lo importante es salir del ojo de huracán para encontrar más opciones. Durante el viaje del que te hablo, el tiempo en off, es decir, ese lapso en el que es posible alejarse, me ayudó. Claro que al llegar a mi destino, los problemas también me esperaban en tierra, traducidos en decenas de mensajes de texto, emails y otras notificaciones en mi teléfono, y a pesar de sentirme nuevamente agobiado, el tiempo en el avión favoreció la toma de decisiones.

Mi destino final era un lugar cerca del mar, así que luego de registrarme en el hotel y avisar a casa que todo estaba bien, salí a caminar a la playa, me descalcé y empecé a sentir la calidez de los infinitos granos de arena bajo mis pies. Allí retomé mis alternativas y exploré las situaciones en mi mente. En ese lugar, con los pies literalmente en la tierra, descubrí la segunda disciplina de un líder efectivo: hacer Zoom In, o lo que llamo “ir a la playa”, que puede concretarse tomar el tiempo para sensibilizarnos, para sentir las decisiones de primera mano, enumerarlas, analizarlas, ver el detalles de las opciones. En mi caso, significó responder los correos, los mensajes de texto y cerrar algunos pendientes respecto a las importantes cuestiones que me preocupaban.

En el pasado, cuando he estado abrumado, suelo dejar de “ir a la playa”, no abro los estados de cuenta de una tarjeta por temor a haberme endeudado, o dejo de subirme a la balanza para evadir el hecho de que he comido más de la cuenta. Sin embargo, tarde o temprano, hay que hacerlo, y lo mejor es más temprano que tarde para evitar graves consecuencias.

Hagamos Zoom Out y Zoom In antes de tomar decisiones.

Evaluar nuestras alternativas siempre implicará momentos para ir a la montaña a tomar perspectiva, y también momentos para ir a la playa a revisar los hechos con detenimiento y detalle. Visualizar desde las dos perspectivas, de lejos y de cerca, nos permite tener elementos de juicio para tomar mejores decisiones. Siempre afrontemos los hechos manteniendo la fe, con los ojos abiertos a lo positivo, seguros de que todo obra para bien y de que cada situación, buena o no tan buena, nos lleva a convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos, si sabemos enfocarnos y aprovechar cada experiencia.

Creo en el poder de emprender.

 

Julio Zelaya, PhD
jzelaya@emprendeu.com
Presidente EmprendeU (www.emprendeu.com)
Autor Best Seller y Speaker Internacional