Dos Formas de Ver el Mundo

Dos Formas de Ver el Mundo

blog06-grande

 

He aprendido que existen dos formas de ver el mundo. No importa la profesión, lo que hagas en la vida, he encontrado estos dos enfoques en todas partes. Existe una mentalidad de abundancia y una mentalidad de escasez. Donde una persona ve que “abundará”, la otra persona ve que “faltará”. Esto nos lleva a actuar de cierta forma, a hacer negocios de una manera particular.

 

¿Cómo ves el mundo? Lo ves como un lugar en donde “todas las personas me harán daño” o cualquiera “será tu competencia” o donde “debo guardarme todo para mí” o lo ves como “hay de sobra para todos”.

 

Carol Dweck, en su célebre libro Mindset, nos ilustra muy claramente el punto. Ella encontró que las personas con mentalidad de escasez, 40% a nivel mundial, tienen la creencia de que la personalidad y la inteligencia vienen determinadas desde el nacimiento y no sufren cambios. Por ejemplo, una persona que tiene un cociente intelectual muy elevado es un genio y el que tiene un cociente intelectual bajo es una persona poco inteligente, y siempre será así. De esta misma forma fija e inmutable ven su vida o emprendimientos: “Yo nací pobre”, “nací en un país subdesarrollado”, “nací en una familia desintegrada”, “carezco de figura paterna o materna”, “es genético, no puedo hacer nada”, “soy así”, etcétera.

 

Dweck estima que las personas con mentalidad de abundancia también son 40% a nivel mundial y creen que la personalidad y la inteligencia van cambiando a lo largo de la vida, y que su objetivo es mejorar. Todas las cosas pueden servirles para un propósito y lo que ahora limita puede cambiar con esfuerzo y dedicación. Frases comunes de estas personas: “Todo me sirve para algo”, “esto tiene un propósito”, “puedo cambiar”, “nada me determina”, “soy dueño de mi destino”, “puedo construir el futuro que quiera”, “nací de esta forma, pero no necesariamente moriré de esta forma”. Según la autora, 20% de personas que están en medio, sin una clara definición entre ambas posturas. ¿Dónde estarías tú?.

 

Durante varios años, he dicho repetidamente una frase a quienes están iniciando un negocio: “Qué tienes en la mano, empieza con eso”. Les invito a hacer un inventario de riqueza, un recuento de todo lo que sí tienen. Es asombroso, cuando las personas se sientan a escribir sus inventarios descubren la cantidad de recursos que tienen: contactos, acceso a capital, recursos, materiales, vivencias, experiencias, entre otros. Para emprender es importante usar lo que tenemos en la mano. Usualmente tenemos mucho que descontábamos. Si tienes limitaciones, quizá eso sea lo que tienes en la mano y hay que enumerarlas para descubrir las opciones. El ver el negro distinguimos el blanco. Esa comprensión de carencia es la que te llevará a disfrutar de la abundancia y también te ayudará a comprender la realidad de muchas personas que viven el mismo reto que tú. ¿Te ves en abundancia o con limitación? Lo que creemos y decimos, sin duda, se vuelve nuestra realidad, así que incluso en medio de la dificultad, habla abundancia, exprésate en positivo. Creo en el poder de emprender.

 

Julio Zelaya, PhD
jzelaya@emprendeu.com
Presidente EmprendeU (www.emprendeu.com)
Autor Best Seller y Speaker Internacional